Bandoleros

 

Can sola se encuentra en el municipio de Vilobí d'Onyar, en la comarca de la Selva. Nos encontramos cerca de los límites del territorio que conforma las Guillerias, donde hubo mucha actividad de bandoleros durante la primera mitad del sXVII, los cuales contaban con la simpatía del campesinado que vivía, sometida a la política y el poder autoritario del monarca Felipe IV. Este había llevado al país a la crisis y, años después, los llevaría a la guerra de Separación.
En estos bosques, Joan Sala, más conocido como Serrallonga, se convirtió en una leyenda. Fue protagonista de numerosas historias sobre robos, amores y traiciones. Fue perseguido durante mucho tiempo para secundar el grupo de los Narros, hasta que finalmente, y debido a una emboscada, fue capturado y ejecutado en 1634.
Eje de animación
Cuando el autocar de la escuela llega al camino de tierra de Can Solà, los bandoleros y bandoleras ya lo han visto, y preparan una emboscada antes de entrar en la finca. Les encanta jugar con el factor sorpresa, tal y como se hacía tiempo atrás.
Son tan desconfiados, que en un primer momento no se fían de cualquiera, se piensan que son Cachorros , y preguntan a los niños y niñas que hacen por estas tierras.
Una vez se han presentado, el grupo de niños y niñas hacen un pacto de lealtad con la banda de los Nyerros y, durante su estancia, se formarán para conseguir ser uno mas.
Además, conoceremos las verdaderas intenciones de Miquel Barfull, descubriremos quién es en realidad Joan Sala y nos enfrentaremos con él a quien lo quiera atrapar.
Aprenderemos la canción de los bandoleros, crearemos nuestra propia bandera, haremos salidas al bosque y agudizaremos los sentidos haciendo tiro con arco, el juego del muro o del silencio.
La última noche, haremos el cierre del eje y celebraremos que los Nyerros ahora cuentan con más miembros!
Viva los Nyerros!