¡Abrimos la piscina!

Llega el calor y, con él, empieza la temporada de baño.  Ya tenemos el agua a punto y en condiciones, y a partir de junio abriremos la spuertas de la piscina para poder refrescarnos durante los meses de verano.